Popular Post

Posted by : Albeertho Riivera jueves, 12 de septiembre de 2013

Todo empezó así, cuando tenia 14 años mi familia decidió mudarse de Pais. Yo estaba viviendo en el Distrito Federal, y esta edad sentia que era el dueño del mundo. Apenas habia salido del closet y Gracias a Dios mi familia y mis amigos tomaron mi sexualidad muy bien. Siempre me considere una persona muy carismática y feliz, no tenia problemas con nadie y todos los estudiante querían estar conmigo. Yo siempre eh sido delgado, nunca e dejado de hacer ejercicio por lo cual, mis músculos siempre han resaltado un poco. Soy de tez blanca, y rosada, mi piel siempre a sido muy delicada, por lo tanto se me a hecho costumbre mantenerla hidratada. Mi pelo era negro al igual que mis pestañas que son largas y chinas, esto remarcaba mis ojos de color gris miel losó. En ese entonces me hice adicto a un delineador de color cafe oscuro que le había robado a mi mama de su tocador, este me perfeccionaba los ojos y mis pestañas siempre relucían. Era de estatura normal pero mis piernas mantenían una muy bonita figura ya que, desde los 4 años aprendí a montar el caballo y siempre estuve en clases de Equitación. Todo era de la manera correcta mi vida estaba en pleno apogeo, cuando mi papa perdió su trabajo en el nuevo sexenio del 2006, entonces fue cuando mi familia decidió moverse a otro país. Decidimos que los mas conveniente era vivir en Estados Unidos y a cumpliendo los 15 compramos un restaurante y una casa en un suburbio de Forth worth Texas, que comparado con la Ciudad de Mexico es muy pequeña y aburrida.

Cuando entre a la escuela de por primera vez me sentí muy afligido ya que no conocia a nadie y todos los estudiantes me molestaban por ser homosexual. Yo sabia que no iba a durar mucho y al mes me hice muy buen amigo de un chavo de 17 años amigo de mi hermano su nombre es Brian, y era el capitán del equipo de soccer. El siempre me protegía de los insultos y comentarios que los otros muchachos decían de mi , y hasta me defendió de 2 estudiantes que siempre querían pelearse conmigo. Por esto siempre tuve una ligera atracción por el, ademas de su físico que parecía sin dudarlo el hombre perfecto, con unos abdominales de fierro y unas piernas largas y musculosas dadas por su fuerte entrenamiento, asían un conjunto de hombre que me derretía. Brian siempre tubo pelo corto y piel oscura bronceada, de su cara no era muy atractivo pero tenia la esencia de hombre ese perfume que te enloquece con un solo suspiro. Un año paso y me adapte a la nueva escuela y a la sociedad, todo estaba tomando forma otra vez, en mi penúltimo año de High School decidí tomar una clase de gimnasia que ofrecían en mi escuela y dada mi suerte que me encuentro que los jugadores de Soccer usaban los mismos baños y lockers. Esto me mantenía muy feliz, por que si tenia suerte, podría ver a Brian mas de cerca y desnudo. Un día por la pura fuerza del destino me toco salir temprano de mi clase de gimnasia y me encontré ahí sentado en los vestidores a Brian con solo una toalla en la cintura que me dejaba ver todo su paquete. El me saludo como si nada, pero yo me estaba muriendo por dentro y tenia unos nervios que me hicieron tararear, el lo noto sin duda pero por amabilidad no comento nada. Yo proseguí a las regaderas para ducharme cuando de repente escuche mi nombre a lo lejos.
"Aleck" me gritaron al otro lado de las regaderas. Yo voltee para ver quien era cuando me percate que era Brian, las mariposas en mi estomago despertaron mis nervios y mi corazon se paro por un momento.

"Brii..bri.ian, que paso?" Dije yo pausantemente.
"Me dijo tu hermano me dijo que me podías dar ride a mi casa." Con una hermosa sonrisa en su cara.
"Claro que si" le respondí "solo me tengo que bañar rápido y nos vamos vale" dije yo, de repente me contesta.
"yo también tomare una ducha" y que se quita la toalla con la que se estaba tapando y me deja ver todas sus herramientas. Tenia unas bolas grandes y redondas y un miembro grande y grueso de 8 in.

Claro que mi cuerpo me fallo y mi corazón empezó a palpitar tan rápido que hizo que se me bajara la presión, yo me voltee rápidamente para evitar que viera mi excitación. Pero mis nervios no me dejaron actuar y conteste
"pues vamos a bañarnos." Seguí mi paso a la regadera que estaba hasta el fondo, ya que era la mas lejana y tenia la esperanza que Brian no me siguiera hasta ahy, ya que no quería que supiera que me moría por el. Para mi mala suerte o buena, el me siguió y se coloco en la regadera alado mía. Nos comenzamos a bañar como si nada, yo estaba respirando muy despacio para que mis nervios se relajaran, pero con mi torpez se me callo el jabón y me agache dejando mi nalgas y mi hoyo al descubierto enfrente de el. Escuche una riza muy picarona y contagiosa y me dice,
"Eso se te callo apropósito, para dejarme ver tus nalgotas verdad? Hahahaha si las tienes bien redondillas y paradas se nota que estas haciendo ejercicio." Y que me da una nalgada en mi nalga izquierda, pero con toda la fuerza de su hombría que hasta me dejo su mano marcada. En ese momento me inquiete y mi corazón volvió a parar, no encontraba ni que decir o que hacer pero algo me pico y le conteste,

"Si noh, creo que hasta están mas ricas que las de tu novia, noh?" Con un tono muy coqueto.
"Sin dudarlo, lastima que no eres mi novio. Por que se vee que se hoyito necesita que le den una buena cogida" agarrando su verga con su mano y me pregunta, "dime todavía eres virgen?"
"Uhmmm...... Si todavía soy virgen" me sonroje y en un instante retire mi mirada por vergüenza.
"Bueno eso es mejor me gusta ser el primero en todo." El seguia tocando se su gran miembro y sonriendo. Voltee a verlo y le dije.
"Por que me estas diciendo esto?" El me agarro de la mano y me jalo a su cuerpo, me tomo de la cara y me susurro al oido "por que esta misma noche te romperé tu culito" No se, si fueron sus pechos, o sus brazos de hombre, o su aliento en mi cuello que me provocaron derretirme en sus brazos.
Me tomo de la cabeza y de mi pelo que en ese entonces estaba largo, y me tiro al suelo me dijo
"Yo se que te gusta esto" refiriéndose a su pene "lo note desde que me viste sentado, por que no me haces el favorcito?" Sin dudarlo empece y me lo metí a la boca, era un sabor salado pero limpio, olía muy rico y me encantaba tener mi nariz en los bellos de su verga.

El me tomo por la nuca y me dijo "la verdad es que a mi me gusta coger duro, y a mi novia no le gusta así que espero que te aguantes, yo se que esto es lo que quieres." Y así empezó a cogerme por la boca, el tierno y defensivo Brian que yo conocía se había transformado en una maquina para coger tan bestial y al mismo tiempo sexual que me fascino. Era tanta le excitación de no saber si nos podían ver y castigar o la bendición de que sabia que me moría por ser cogido así por el. Yo no podía ni respirar pero el seguia con el mete y saca en mi boca. En una de esas que me entierra la verga hasta mi garganta y al mismo tiempo con sus manos en mi nuca me dejo sin ninguna escapatoria.
"Arghhhhh ahhhhhh, me voy a venir, ahhhhh" en mi garganta siento como un litro de leche baja por mi esófago llenando mi estomago de su delicioso néctar. Me levanta con sus brazos y me carga, yo lo abrazo con mis piernas y con sus grandes manos el me aprieta las nalgas con fuerza y pudor. Me besa con sus bellos labios y mi sed por el empieza a crecer aun mas, mi locura por el comenzó ese día, con esos besos duros y apasionados mi mundo dejo de girar y el tiempo se paralizo en ese momento.

En la agitación del momento ni me fije que el agua caliente se había acabado, y estaba pura agua fría corriendo sin embargo, los espejos del baño estaban totalmente empañados. Empece a besar su cuello, sus hombros mientras el me mordía el cuello y su respiración latía al mismo ritmo que mi corazón.

Con un susurro en mi oído me dijo "Quiero ser el primero adentro de ti, seria un honor poder penetrarte por primera vez, yo se que te va a gustar mucho, y desde hoy en adelante vas a ser mío y de nadie mas" me afirmo mientras su el dedo indice de su mano comenzaba a penetrar my hollo. "Déjame ser tu hombre" me decía "yo se que te mueres por mi, y yo me muero por ti" en ese momento mi lado sumiso despertó.
"Brian en este momento soy tuyo y puedes hacer de mi lo quieras, me muero por ser tuyo, por tenerte adentro de mi, por ser usado por ti." El ya tenia 3 dedos adentro de mi cuando me soltó y me puso en cuatro.

"Eso era lo que quería escuchar babe, y ahora aquí tienes lo que tanto deseas, mi verga en tu culo" el comenzó a introducir la gran cabeza de su verga a mi culo, el dolor que sentia era inmenso pero la satisfacción de tenerlo en mi era mayor que el dolor. Empezó a empujar mas y mas y el dolor se transformo en orgasmo.

"Esto era lo que esperabas ahora sentirás lo que es tener a un hombre dentro de ti, te voy a romper el culo en dos y te va a encantar" no me mintió me estaba encantando el momento tener su gran miembro 8 inches adentro de mi se sentía tan rico. El me sostenía de los hombros mientras embestía todo su cuerpo contra el mío lo único que se escuchaba era ese sonido de cuando sus bolas chocaban contra mi y sus suspiros de excitación animal. Así me estuvo como por 15 minutos, cuando me vuelve a levantar con sus grandes brazos y sin des penetrar me me sentó completamente en su verga y me dijo.

"Ahora es el momento para enseñarme de que estas hecho, muestra me que también sabes complacer a tu hombre." Si decir nada supe que tenia que hacer un buen trabajo y así que comencé a montarlo como si mi vida dependiera de ello. El solo gemía y me nalgueaba, yo me vine de la excitación sin ni siquiera tocarme. Así me tubo brincando en su verga por un muy buen tiempo hasta que sentí como todos sus músculos se contrajeron y sentí como algo exploto adentro de mi ya tenia su dulce leche en mi culo y era todo lo que podía pensar.
"Esta es la mejor culeada que e dado, me encanto quitarte tu virginidad y desde ahora eres mi propiedad, te seguiré cogiendo y tu me seguiras disfrutando por muchas mas, pero ya nos tenemos que ir antes de que alguien nos vea. " me beso apasionadamente, me levanto de su cuerpo.

Terminamos de bañarnos y al final el me seco y yo lo seque a el, terminamos nos cambiamos, y lo fui a dejar a su casa. Antes de irse se quito su collar que tiene su nombre como tipo placa y me la dio para que siempre recordara a su hombre. Me beso y se bajo del carro camino a su casa y justo antes de entrar me volteo a ver, con esa sonrisa picara de ensueño y me cerro el ojo.

Tuvimos muchos encuentros mas, y muchos mas con sus amigos del equipo espero que les guste mi relato y que sientan todo lo que yo sentí cuando me sucedió. El primer relato que cuento espero que les gusto mucho

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Willkommen - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -